¿Qué pongo en mi newsletter?

La newsletter es una de esas cosas que parecen muy sencillas pero que después da más quebraderos de cabeza de lo que creemos en un principio, sobre todo cuando se empiezan a ver titulares tipo “el email marketing es el rey” (después del contenido, alguien tenía que reinar…), “el dinero está en la lista” y nos ponemos nerviosos pensando que nos estamos quedando atrás.

Si estás leyendo esto, supongo que estarás ahora mismo con tu hoja de Word abierta por un lado y tu proveedor de email marketing por otro (por cierto, ¿a ti también te encanta MailRelay?) pensando en qué vas a hacer para que tu próxima newsletter se convierta en futuros clientes, en visitas a la web, en acciones en las redes sociales o en cualquier objetivo que te hayas marcado.

Vamos a ir a paso a paso. Sígueme.

¿Qué es una newsletter?

Tip: una newsletter no es lo mismo que el mailing. La diferencia está en que la primera se envía a suscriptores que han decidido comenzar a recibir esas informaciones y la segunda, de forma masiva a través de bases de datos

Lo siento, hay que pasar por aquí obligatoriamente para que todos sepamos exactamente de qué estamos hablando. Una newsletter es, en realidad, lo que llamaríamos un boletín. Se trata de envíos más o menos periódicos que realizamos a nuestros suscriptores para informarles de aquello que creemos que más va a interesarles: una nueva entrada en el blog, novedades en el sector o cualquier otra información que creas que les va a enganchar.

¿Por qué tengo que enviar una newsletter?

Lo primero que tengo que decirte es que no te empeñes en enviar una newsletter porque sí, porque dicen que hay que hacerlo. Comprende qué es una newsletter y piensa de qué manera podrías aprovecharla según el objetivo que tengas en mente. El contenido de tu newsletter no será el mismo si quieres llevar tráfico a tu web, si quieres vender un infoproducto, si quieres ganar seguidores en redes sociales, si pretendes que acuda mucha gente a un evento que has organizado…

En mi opinión, una newsletter bien hecha puede traerte muchos beneficios pero no lo hagas por hacer. Vale más que te tomes un tiempo en pensar sobre ello y elaborar una estrategia que simplemente ponerte a ello cuando te acuerdes y poniendo lo primero que se te ocurra. Piensa además que una newsletter hecha sin cuidado y que no despierte el interés del receptor puede llevar a que tu suscriptor se dé de baja. ¿Alguna vez te has dado de baja de una newsletter? Piensa por qué lo has hecho. Últimamente yo estoy dándome de baja de muchas listas de suscripción porque recibo demasiados emails y he decidido prescindir de aquellas newsletter que no me aportan nada demasiado interesante.

newsletter

¿Qué puedo poner en mi newsletter?

Bien, una vez entendido todo lo anterior, voy a proponerte algunas ideas que puedes usar en tus newsletter:

  • Anunciar nuevos artículos en tu blog: ésta es la más básica. Los servicios de email marketing ofrecen la posibilidad de automatizar el proceso, esto es, que cada vez que publiques algo nuevo se envíe automáticamente un email a tus suscriptores pero no te lo recomiendo. Primero, porque lo suyo es personalizar un poco el contenido, explicar en un breve resumen de qué vas a hablar, poner un asunto efectivo (¡hay que conseguir que abran el email!), en fin… que no se note que es un email automático. Además, a lo mejor has terminado de escribir el artículo a las tres de la mañana, ¿y qué sentido tiene que se envíe a esa hora y quede sepultado bajo el resto de emails que el suscriptor recibirá a la mañana siguiente?
  • Ofrecer promociones a tus suscriptores: tus suscriptores tienen que sentir que les merece la pena estar en tu lista así que, de vez en cuando y si tu sector y nicho lo permite, podrías ofrecerles algo que no van a poder tener el resto de tus lectores. Por ejemplo, un código con un descuento para un infoproducto o un curso o el acceso a un webinar exclusivo.

  • Hacer preguntas a tu audiencia: tus suscriptores ya están interesados en lo que haces así que, ¿por qué no pedirles opiniones y sugerencias para conocerles y poder ofrecerles un contenido aún más ajustado a sus intereses? Si tienes una tienda de zapatos puedes preguntarles entre dos modelos de zapatillas, por ejemplo, o pedirles que te cuenten qué les ha parecido el último artículo de tu blog. Entablar conversaciones con tu audiencia te puede dar muchas pistas para el futuro, piensa que quizá muchos de tus seguidores no se atreven a dejar un comentario público en el blog o en las redes sociales y prefieren un canal más íntimo y privado como es el email.
  • Adelantar novedades: como siempre, tus suscriptores tiene que ser especiales. Si vas a ofrecer una charla o un curso con plazas limitadas puedes informar primero a tus suscriptores mediante una newsletter para que tengan el sitio asegurada. Si vas a publicar un nuevo eBook, puedes ofrecerles la posibilidad de realizar la precompra antes que al resto de la gente.
  •  Promocionar tus redes sociales: si ves que vas flojito en Facebook, escríbeles recordándoles que estás ahí y cuéntales qué van a encontrar de interés en Facebook para que se animen a seguirte. Si acabas de abrir tu cuenta de Instagram, díselo a ellos y además, pídeles que te recomienden cuentas interesantes para seguir.

Seguiré hablando de las newsletter y el email marketing en otros artículos, puesto que esto no acaba aquí: es todo un mundo. Espero que alguna de estas ideas te resulte útil y que me cuentes tu experiencia con las newsletter en los comentarios. ¿Qué tal te funciona a ti?

facebook-profile-picture
Soy una chica multitarea: redactora, Community Manager, guía turística y además, historiadora. Curiosa y autodidacta por definición, jamás me quedo con una duda: busco y busco hasta que me quedo satisfecha. Puedes encontrarme también en Céltica Hispana, donde desarrollo mi faceta de historiadora hablando sobre los celtas de la Península Ibérica.
Etiquetado en: , , ,

5 pensamientos en “¿Qué pongo en mi newsletter?

  1. Jose Argudo

    Lo de hacer preguntas a la audiencia creo que es de las partes clave. Ayuda mucho a crear engagement, participación y también a mostrar ese lado más humano de la empresa.

    Sí, luego lleva tiempo contestar todos los emails, pero merece la pena sin dudarlo.

    1. facebook-profile-pictureLaura Díaz Autor de la entrada

      ¡Hola, Jose!

      Así es, es cierto que lleva tiempo leer y responder todos los emails pero esa interacción y acercamiento a la audiencia es impagable

      ¡Gracias por comentar! 🙂

  2. Luis Méndez Alejo

    Hola Laura,

    A mi me funciona fatal 😛 ¡soy un desastre! en temas de boletines jeje, no tienes más que suscribirte al mío para experimentarlo.

    Me alegra leerte de nuevo, aunque sea gracias a los avisos de mi RSS ya que no recibo tus boletines 😀

    1. facebook-profile-pictureLaura Díaz Autor de la entrada

      ¡Hola, Luis!

      Yo soy un poco desastre con ese tema también; empecé muy bien y muy aplicada pero al final lo he ido dejando y creo que estoy perdiendo un buen canal de comunicación con los lectores. Prometo ponerme a solucionarlo cuanto antes.

      He perdido mucha frecuencia de posteo porque no tengo mucho tiempo pero de vez en cuando me lanzo y saco un huequecito para escribir algo aunque sea de recuerdo para mí misma, como este post. Y no, no recibes mis boletines porque hace semanas que no envío ninguno, ¡qué vergüenza!

      Un abrazo muy fuerte 🙂

  3. Robert Portela

    ¡Saludos de nuevo Laura!

    Uff! Es una tema que da bastante pereza el newsletter la verdad, pero resulta imprescindible para mantener un hilo conductor con tus posibles clientes, sobre todo con lo que cuesta conseguirlos…

    Como bien dices, el contenido del newsletter dependerá en gran medida del objetivo que nos marquemos.

    No obstante, mucho más allá de eso el éxito de una newsletter o de una estrategia de email marketing reside en la segmentación.

    Para ello, hay que tratar de recopilar información clave de cada uno de los suscriptores y presentarles en el email justo lo que ellos deseaban.

    Por ejemplo, una primera forma de segmentar sea hacer diferentes listas dependiendo de si se trata de un cliente o solamente un suscriptor.

    El poder del email marketing sigue y seguirá por lo pronto teniendo un poder de prescripción brutal por ser el medio más extendido entre los internautas.

    ¡Lo siento por el rollo que he soltado Laura! 😛

    Encantado de pasarme por tu casita digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *