Errores en la curación de contenidos

Cometer errores en la curación de contenidos es algo habitual cuando se está empezando a trabajar en esta manera de generar contenido para el blog. El inconveniente es que cualquiera de estos errores puede traerte problemas en cuanto a posicionamiento, problemas legales o incluso penalizaciones en tu web. Como no queremos esto, voy a decirte qué es lo que tienes que evitar en la curación de contenidos.

errores en la curación de contenidos

La curación de contenidos es una de las grandes tendencias actuales para generar contenido por varias razones: es una forma de crear contenido contrastado que aporta valor y sirve para superar la actual infoxicación de Internet; además, es un recurso fantástico si te encuentras en un momento en el que las ideas no acuden a tu mente; además, como creador de contenidos, te permite estar a la última en todo. Si necesitas más motivos, lee este artículo con 6 razones para curar contenidos.

Errores en la curación de contenidos

  1. Enlazar a contenido de poca calidad

A veces, si tienes prisa, puede ser tentador buscar en Google el tema sobre el que estás escribiendo y enlazar tu artículo con los primeros enlaces que aparezcan sin comprobarlos antes, dando por hecho que por aparecer ahí arriba van a ser lo que crees que son. ¿Has comprobado si son actuales, si están bien redactados, si la información es veraz…?

Asegúrate muy bien de los sitios web a los que enlazas ya que podrías perjudicar tu web cara a Google. Es preferible poner tan sólo uno o dos links que llenar tu genial artículo de enlaces que van a desmerecer el trabajo que has hecho. ¿Ves de qué forma tan tonta puedes boicotearte a ti mismo?

  1. Usar las mismas fuentes

Casi siempre sueles leer los mismos blogs de los mismos influencers porque te gustan mucho sus artículos y crees que aportan mucho valor adicional a tus post. Y está genial pero no enlaces siempre a los mismos sitios porque no te beneficia cara al SEO y además, si tus lectores se dan cuenta, lo que van a hacer es ir directamente a esas webs en vez de pasar por la tuya. Es uno de los errores en la curación de contenidos más frecuentes, ya que no se suele cometer por maldad o picardía (quizá por pereza o comodidad 😛 )

Busca constantemente nuevas fuentes de información y no te quedes solamente con lo que te muestra Google. Entra en grupos de Facebook o Google + interesantes donde se compartan buenos artículos, busca en Pinterest, revisa tu timeline en Twitter… Descubre blogs y webs que seguro que tienen mucho que aportar 🙂

  1. Curar solamente para los post de tu blog

Es uno de los errores de la curación de contenidos más habituales porque pasa totalmente inadvertido. Está muy bien que escribas artículos con información revisada, contrastada y ampliada, ¿por qué no la enriqueces también con imágenes o vídeos?

La curación de contenidos puede realizarse también en YouTube, por ejemplo, agregando vídeos que completen la información que ofreces en el post. Además, recuerda que es una estrategia para reducir tu tasa de rebote y que el lector permanezca más tiempo en tu blog mientras visualiza el vídeo 😉

También puedes buscar infografías en Pinterest para poner la puntilla a tus articulos. Si haces esto, recuerda siempre señalar al autor y a su web. Aunque en la infografía aparezca su nombre y su blog, lo más correcto y elegante es añadir un link. Con suerte, te lo agradecerá y quizá comparta tu post.

  1. Automatizar la curación de contenidos

Sí, existen herramientas que te permiten automatizar la curación de contenidos. En mi opinión, esta estrategia no tiene en cuenta la experiencia de usuario ni la calidad del contenido que se ofrece y suele emplearse en tácticas de SEO puro y duro para posicionar determinadas palabras clave,

Sin embargo, tú quieres hacerte un nombre y ofrecer algo de auténtico valor a tus lectores, por lo que no deberías recurrir a la automatización. Google, además, podría penalizarte si detecta algo extraño. Tampoco tendrías permitido usar AdSense y además, la automatización podría llenar tu sitio de contenido poco apropiado que te haría perder lectores.

Si aún así quieres recurrir a esto, al menos revisa cada post antes de que sea publicado para examinar errores y darle un toque humano.

alojamiento wordpress

  1. No dar atribución

La base de la curación de contenidos es buscar información de otras personas para contrastarla, depurarla y ofrecerla con nuestro punto de vista. Hay que tener mucho cuidado con temas de copyright, uno de los mayores errores en la curación de contenidos. Para esto, evita copiar y pegar por completo textos ajenos; puedes copiar un pequeño extracto y después añadir el link para conducir al lector al texto completo.

Haz lo mismo si utilizas imágenes; adjunta siempre en la leyenda de las mismas o al final del post el link del sitio del que proceden y el autor, si lo conoces. Siguiendo estas pequeñas normas, evitarás enfados que pueden perjudicar mucho tu reputación.

  1. Usar solamente contenido curado

La curación de contenidos tiene muchas ventajas, como hemos dicho antes, pero no puedes convertirla en tu modo de vida, no al menos al 100%. A Google le encanta el contenido original y debes dárselo de vez en cuando para que te quiera un poquito.

Escribe artículos originales de vez en cuando que tengan muy buena calidad y una longitud respetable, aunque no rellenes por rellenar porque se nota y da mucha rabia cuando estás leyendo un artículo lleno de palabras que en realidad no dicen nada.

  1. No añadir valor

Uno de los errores en la curación de contenidos más habituales es no ofrecer nada de valor al contenido en sí. Hay muchos post que son simplemente extractos y links y en los que el autor no ofrece nada más, ni su opinión ni su experiencia al respecto, ni siquiera una imagen original.

Esto es malo para tus lectores, que a fin de cuentas no obtienen nada nuevo, y también para Google por el mismo motivo. Piensa además qué imagen estarás ofreciendo a tus lectores: la de una persona que corta y pega pero que no ofrece nada más. ¿Quieres eso de verdad?

  1. No investigar las palabras clave

Las palabras clave también son importantes en la curación de contenidos, como en cualquier otro tipo de contenido. Me refiero tanto a orientar la curación hacia la palabra clave que elijas como a evitar el keyword stuffing, esto es, que haya una sobrecarga de palabras clave y Google te penalice.

En la curación de contenidos debes escribir de forma natural pero siempre con cabeza y usando el sentido común de la misma forma en que lo harías si escribieras un post totalmente original.

Ahora ya sabes cómo evitar errores en la curación de contenidos. Recuerda: a pesar de lo que digan por ahí, la curación de contenidos no es más fácil que el contenido original ni conlleva menos trabajo; la curación de contenidos no es copiar contenidos. Al menos, cuando se hace bien 😉

facebook-profile-picture
Soy una chica multitarea: redactora, Community Manager, guía turística y además, historiadora. Curiosa y autodidacta por definición, jamás me quedo con una duda: busco y busco hasta que me quedo satisfecha. Puedes encontrarme también en Céltica Hispana, donde desarrollo mi faceta de historiadora hablando sobre los celtas de la Península Ibérica.

4 pensamientos en “Errores en la curación de contenidos

  1. Cova

    Hola Laura!

    Muy buen artículo ya que no te has quedado en lo típico de explicar lo qué es la curación de contenidos y las herramientas más comunes.

    Jajaja, además me veo reflejada en algún error, quizás el más típico el de enlazar siempre a los mismos blogs. Ahora ya no tanto, pero al principio me pasaba mucho, sobre todo con los blogs americanos.

    Me has dejado loca con lo de que la curación se puede automatizar. ¿Cómo es eso?, ¿Te dan un listado de los mejores artículos según una keywork?

    De verdad no sé cómo se puede automatizar eso.

    Un abrazo Laura!

    Cova

    1. facebook-profile-pictureLaura Díaz Autor de la entrada

      ¡Hola Cova!

      Si es que siempre acabamos cayendo en algún error que otro, a mí también me pasa lo de enlazar siempre a los mismos blogs, por eso me he propuesto ir descubriendo sitios nuevos que también ofrezcan muy buena información 🙂

      Y sí, yo también me quedé loca cuando me enteré, jajaja. Según tengo entendido, es un programa que compone textos de forma automática en base a palabras clave pero que obviamente hay que revisar porque la máquina nunca escribirá como una persona. Cuando lo descubrí entendí esas webs con redacciones tan extrañas jajaja. Supongo que se usa más de lo que creemos y que ni siquiera se molestan en revisar el resultado antes de publicarlo pero bueh, allá cada uno 😛

      ¡Un abrazote, guapa!

  2. Robert Portela

    ¡Saludos Laura!

    Esta semana ando a la carrera y no he podido pasarme hasta hoy a hacerte mi visita semanal 😛

    Me ha llegado al alma cuando comentas lo de la comodidad a la hora de enlazar nuestros contenidos.

    Tengo que reconocer que a veces peco en ese sentido, aunque siempre lo hago sabiendo que los enlaces son de profesionales contrastados y los artículos están muy bien desarrollados.

    Curar contenidos es siempre una buena opción, porque al fin y al cabo estás aportando, como bien dices tu punto de vista, que no tiene que coincidir en muchas ocasiones con el de las fuentes a las que recurres.

    Nuestra experiencia propia y nuestra formación puede influir de manera muy positiva a la hora de hacer artículos totalmente originales.

    Lo que comenta Cova de automatizar contenidos suena un poco “cutrecillo” jeje, sin embargo si que existen “packs” de contenidos originales para muchos temas, por supuesto pagando por ellos.

    1. facebook-profile-pictureLaura Díaz Autor de la entrada

      ¡Hola, Robert! Un placer tenerte como cada semana por aquí, fiel y puntual, jajaja

      Lo de enlazar siempre a las mismas fuentes no es que sea un pecado, en sí, como dices si se hace hacia sitios profesionales y de calidad no es malo sino todo lo contrario. El problema está en la percepción que puedan tener los lectores: por un lado pueden pensar malignamente que siempre curamos de los mismos sitios y por otro, pueden optar por ir directamente a esas fuentes saltándose nuestro contenido 🙁

      En ese sentido, la originalidad y el toque personal son la clave para evitar la fuga de lectores. A veces buscas algo en Google, ves cinco artículos de cinco bloggers que conoces que son muy buenos profesionales, ¿pero cuál vas a leer primero? El que tenga el toque que te atrae, el que cuenta las cosas de una manera en que “te llega” mejor. Eso es lo que hay que conseguir 🙂

      Y sí, lo de automatizar es “cutre”, como dices, jajaja. Yo he visto que lo usa gente que crea blogs de contenido simplemente para monetizar y que lo que quieren son visitas y visitas, sin pretensiones de lanzar su marca personal, por ejemplo. De hecho, muchos problemas de contenido copiado vienen por esta automatización: hay gente a la que le copian al 100% sus blogs, con sus puntos y comas, porque tienen bots que los duplican en sus propios blogs. Cosas sórdidas del blogging 😛

      ¡Un saludo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *