Consejos para redes sociales que NO deberías seguir

Los consejos para redes sociales llenan Internet: listas sobre qué hacer y qué no hacer, recomendaciones para mejorar el engagement, sugerencias sobre horas de publicación, trucos para conseguir seguidores… Yo misma he publicado muchas de las cosas que a mí me sirven y que te ofrezco para que las pruebes por si acaso pueden resultarte de utilidad.

consejos para redes sociales

Y seguro de que te has dado cuenta que existen también muchos consejos para redes sociales que se repiten como un mantra, los que sí o sí aparecen en todas partes, los que estás harto de leer porque te apetece algo nuevo o porque son demasiado básico…

Por ejemplo, esas listas para conseguir seguidores en Twitter que te recomiendan… ponerte una buena foto de perfil. ¿En serio hace falta decir eso? Si alguien dedicado al Social Media necesita esos consejos… no sé, no sé…

Lo que te traigo hoy es una réplica a algunos de los consejos para redes sociales más populares y que parecen incuestionables. No es que quiera ponerme en modo rebelde pero creo que hay aspectos que son muy matizables y además, me cuesta resignarme a que haya cuestiones inamovibles en un mundo tan dinámico como el de las redes sociales (aunque lo de ponerte una buena foto de perfil en Twitter no tiene discusión :P)

¿No te apetece a veces hacer algo y te cortas porque has leído que no es bueno o que no deberías hacerlo? ¿No te has quedado con la duda de qué habría pasado si lo hubieras hecho aunque supusiera llevar la contraria a los famosos “gurús”?

¡Vamos a ello!

Consejos para redes sociales que NO tienes por qué seguir

  1. El éxito se mide por los seguidores

No voy a ser hipócrita: a todos nos encanta ver una gran cantidad de seguidores en las redes sociales (¡y a nuestros clientes más aún!). A todos nos da un poco de envidia ver esas cuentas con miles y miles de fans y seguidores y nos encantaría poder crecer a ese ritmo y tener esas comunidades tan impresionantes.

La cantidad es importante, sí, pero también la calidad. Te propongo algo: ve a Facebook o a Twitter y entra en alguna de esas cuentas con tantísimos seguidores. Comprueba cuánta interacción tienen sus publicaciones, cuántos comentarios, cuántos retuits… Saca porcentajes… A lo mejor resulta que tú con tu “mini” comunidad tienes mejor porcentaje que ellos… Para comprobar esto es muy útil la función de comparar tus páginas con otras similares que te ofrece Facebook en su panel de estadísticas.

Además, la obsesión por conseguir seguidores puede llevarte a llevar a cabo acciones que tuerzan toda tu estrategia: tengo una fanpage de una joyería pero como los gifs de gatitos gustan mucho, voy a publicar uno. Seguro que tienes Me Gustas pero… ¿dónde queda la coherencia de la marca y tu estrategia? Ahora, otra cosa sería si consigues el gif de un gatito jugando con los collares de un joyero 😉

consejos para redes sociales

No me he resistido al gif del gatito 😛

Ojo: no te estoy diciendo que pases de medir la cantidad de fans y seguidores de tus redes sociales, sólo que no te obsesiones ni tomes esos números como una meta. Consigue crear una comunidad activa, interesada por tu marca y que responda de la manera que quieras según tus objetivos.

  1. Mantén tus cuentas limpias

Este punto está más encaminado hacia aquellos que gestionan una marca personal (por cierto, ¿ya conoces el blog de Enrique Brull? Es genial en cuanto a marca personal 😉 ). Los consejos para redes sociales que vas a leer en este aspecto es que muestren tu profesionalidad y el conocimiento de tu sector, en lo que estoy totalmente de acuerdo.

Ahora… si un día quieres publicar una viñeta graciosa, una noticia curiosa o que estás tomándote el mejor batido de chocolate del mundo… ¿por qué no vas a hacerlo? ¿Qué tendría de malo mostrar algo más personal de ti mismo, tu lado humano? De hecho, y creo que lo he comentado en algún otro post, cuando ves esas cuentas personales tan sumamente profesionales, perfectas y optimistas, no puedo evitar pensar que es demasiado feliz y que está trabajando tanto su marca personal que se ha convertido en un producto más.

Tus seguidores, amigos o fans no son tontos y de estas cosas nos damos cuenta todos. Hay que ser natural, ser uno mismo y no tener miedo de mostrarte y explotar lo mejor de ti, ya sea lo buenísimo que eres en SEO o lo ricas que te salen las galletas de vainilla.

Claro, hay límites que en mi opinión, deberían entrar dentro del sentido común: no es conveniente publicar fotos tuyas con unas copas de más o declaraciones y material ofensivo que puedan ocasionar un rechazo inmediato. Eres inteligente, seguro que sabes de lo que estoy hablando y seguro que sabes cómo expresar tus opiniones sin ofender a nadie 🙂

  1. Elimina todo lo negativo

Este consejo para redes sociales parece de sentido común: borrar insultos, imágenes ofensivas o cualquier otra cosa que un fan o seguidor publique y sea tremendamente negativo. Sin embargo… hay quien lleva esto al extremo y consideran que también hay que eliminar las quejas y críticas sobre la marca,

Pues no. Fastidia y mucho, lo sé por experiencia, que un seguidor publique una queja o una crítica, más que nada porque lo hace a la vista de todo el mundo. No es igual recibir un email que ver un comentario negativo en Facebook cuando enciendes el ordenador. ¡No lo borres! Aprovecha para demostrar la magnífica atención al cliente que ofreces y soluciona y responde la crítica o queja de una manera constructiva.

Tip: ¿un cliente te critica y se queja públicamente? Contraataca con una solución pública 🙂

No solamente vas a quedar bien con el cliente sino también con todos los que han seguido ávidos la conversación (somos muy cotillas y nos encanta un enfrentamiento en el que no estemos involucrados…). Además, quizá ese comentario te ha servido para descubrir un fallo o un error que no sabías que existía.

  1. Tienes que estar en todas partes

Creo que este mito está desapareciendo poco a poco aunque todavía veo marcas que están presentes en ocho marcas sociales y cuando las revisas, te das cuenta de que en cinco, son inactivas. Ains, eso sí que queda feo…

Si alguien te sigue en Instagram, es porque quiere ver tus publicaciones. Si alguien te sigue en Facebook, es porque le interesan tus actualizaciones. Si vas a tener una red social que no vas a poder actualizar, es mejor que no la tengas y la dejes para un momento en que puedas prestarle la debida atención.

¿No te ha pasado que has buscado la cuenta de una marca en una red social y te has encontrado con que llevan 42 semanas sin actualizar? ¿Y qué impresión te ha causado? ¿Quieres que eso mismo pase contigo? Pues ya sabes.

 

Espero que no seguir estos consejos para redes sociales te sirva para algo: no para que ahora me hagas caso a mí sino para que seas más crítico con todo lo que lees sobre Social Media lo diga quien lo diga, aunque sea el mayor influencer de la historia. Experimenta, descubre lo que te funciona y lo que no, crece y sobretodo, diviértete mucho sumergiéndote en lo que te apasiona 🙂

facebook-profile-picture

Soy una chica multitarea: redactora, Community Manager, guía turística y además, historiadora. Curiosa y autodidacta por definición, jamás me quedo con una duda: busco y busco hasta que me quedo satisfecha. Puedes encontrarme también en Céltica Hispana, donde desarrollo mi faceta de historiadora hablando sobre los celtas de la Península Ibérica.

Etiquetado en: , ,

8 pensamientos en “Consejos para redes sociales que NO deberías seguir

  1. Luz

    Hola, Laura,

    Gracias por tu post. Me gusta cómo tratas de poner en solfa que los mantras son solo eso, mantras. En el mundo 2.0 todo cambia tan rápido que hoy se recomienda hacer algo que mañana estará desaconsejado.
    Al final, y respetando unas normas básicas de convivencia y respeto -como en todo en la vida- creo que en general la gente que destaca es la que hace cosas distintas. La creatividad tiene un filo de riesgo, pero no deberíamos perdernos el lujo de salir ahí fuera y crear algo que nos guste, navegar sobre aguas seguras es un poco aburrido ?

    Comparto tu post en Twitter. Un abrazo.

    1. facebook-profile-pictureLaura Díaz Autor de la entrada

      ¡Hola, Luz!

      En efecto, eso es lo que quiero transmitir con este artículo, que no debemos ceñirnos a normas inamovibles sin atrevernos de vez en cuando a romper las reglas, a probar cosas nuevas, a arriesgarnos un poco.

      La creatividad no se puede ajustar a un puñado de normas que quizá tenían sentido hace unos meses pero ahora no. Hay que atreverse a cambiar, a innovar, es la única manera de descubrir caminos nuevos 🙂

      Muchas gracias por pasarte a comentar, ¡un abrazo!

  2. Estibaliz

    ¡Hola Laura!

    Cuantas verdades juntas, yo he ido reduciendo redes para centrar mi presencia sólo en 3 de ellas e intento mantener conversaciones con la gente que anda en ellas.

    Por cierto, no conocía a Enrique, me paso a leer su blog que pinta interesante 🙂

    ¡un abrazo!

    1. facebook-profile-pictureLaura Díaz Autor de la entrada

      ¡Hola Estibaliz!

      Lo que tú haces es lo mejor: una presencia útil y activa. Estar en todas partes sin tener tiempo de actualizar nada perjudica tu imagen o la de tu marca y además, te crea ansiedad porque no llegas a todo. Mejor poco y bien que mucho y mal 🙂

      Te va a encantar Enrique, está especializado en Marca Personal y tiene post muy motivadores 😉

      ¡Un abrazo, guapa!

  3. Ester

    Interesantes consejos, Laura.
    Estoy bastante de acuerdo, sobre todo con el abandono de ciertas redes. Si has visto que no son útiles para tu empresa o para tu blog o lo que sea, elimina la cuenta, va a ser peor la imagen que das al tenerla sin actualizar cuando alguien pretenda seguirte.

    1. facebook-profile-pictureLaura Díaz Autor de la entrada

      ¡Hola, Esther!

      Es así, es mejor eliminar una cuenta antes que tenerla inactiva. Lo mejor es hacer un estudio previo de dónde está tu público y luego, si vas a poder atender todos esos sitios en lugar de abrir cuentas a lo loco y luego agobiarte o dejar medio trabajo tirado

      ¡Un saludo y gracias por comentar! 🙂

  4. Carmen Díaz Soloaga

    Hola Laura, encantada de haberte encontrado a través de Twitter. Mi consejo es precisamente el que me ha traído hasta tu blog, difundir contenidos muy muy muy muy muy buenos. Me explico. Si sólo publicas un par de veces al día que sean contenidos de mucha calidad de forma que tus seguidores confíen en ti como fuente de información. Así te convertirás en referente del sector aunque no puedas generar contenido propio.

    Enhorabuena por el post y un saludo,

    Carmen

    1. facebook-profile-pictureLaura Díaz Autor de la entrada

      ¡Hola, Carmen, y bienvenida!

      El consejo que ofreces es muy, muy importante. A fin de cuentas, tenemos que aportar algo a nuestros seguidores, darles un motivo para que nos sigan y estén atentos a nuestras actualizaciones, ya sean propias o no.

      Además, no es ninguna tontería, esto es como la vida misma: si dudas en ir a ver una película o no, le preguntas a gente en cuya opinión confíes. Pues esto es igual, aunque no generes una burrada de contenido propio, sí puedes convertirte en alguien cuya opinión sea valorada 🙂

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *